Nuevas notificaciones:
Disponible el Menoticias de Diciembre 2016



27 de enero de 2010

Objetivos

Todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús. - Colosenses 3:17.


Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.2 Corintios 5:10.


En la actualidad, numerosas empresas establecen objetivos profesionales a sus colaboradores, y cada año se redacta un balance de esa actividad.

El cristiano, colaborador de Dios (1 Corintios 3:9), también tiene unos objetivos precisos indicados por Dios en su Palabra y que van en sentido contrario al espíritu que generalmente reina en el mundo actual.


He aquí algunos (léase Romanos 12 y Hebreos 13):
– Odiar el mal, estar decidido a hacer el bien.
– No ser perezoso; servir al Señor.
– Ser paciente en la prueba y perseverante en la oración.
– Contentarse con lo que uno tiene.
– No olvidarse de la hospitalidad.
– Acordarse de los presos y de quienes son maltratados.
– Honrar el matrimonio.
– Amarse unos a otros con amor fraternal.
– Hacer bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe (Gálatas 6:10).
– Someterse a las autoridades (Romanos 13:1).
– Ser embajadores en nombre de Cristo, rogar a los incrédulos: “Reconciliaos con Dios” (2 Corintios 5:20).

Cristianos, ¡tengamos el deseo de cumplir con estos objetivos por amor a nuestro Señor!


Fuente: Amén-Amén

@reflexiones

0 comentarios:

Publicar un comentario